Las muertes por enfermedad …

Las muertes por enfermedad ...

Las personas que utilizan la tecnología de asistencia podrían no ser capaces de acceder plenamente a la información en este archivo. Para obtener ayuda, envíe un correo electrónico a: mmwrq@cdc.gov. Tipo 508 de alojamiento y el título del informe en la línea de asunto del correo electrónico.

Durante 2000–2005, la EPOC fue la causa subyacente de la muerte de 718,077 personas de edad en general gt; 25 años en los Estados Unidos. El número de muertes por EPOC aumentó de 116.494 en 2000 a 121.267 en 2003, se redujo a 117.134 en 2004, y aumentó a 126.005 en 2005 (Tabla 1). las tasas de mortalidad estandarizada por edad por 100.000 habitantes disminuyeron durante 2000 a -2004; la tasa en 2005 era similar a la de 2003.

De 2000 a 2005, el número anual de muertes por EPOC aumentó un 5% entre los hombres (Tabla 1), y el número de muertes fue mayor en 2005 que en 2004. La tasa de mortalidad para los hombres disminuyó durante 2000–2005 y fue menor en 2004 que en 2005 (Figura 1). Entre las mujeres, el número anual de muertes aumentó 11% de 2000 a 2005 y fue menor en 2005 que en 2004. La tasa de mortalidad de las mujeres aumentó de 2000 a 2003, disminuyó en 2004, y aumentó en 2005 (Figura 1). La tasa de mortalidad fue mayor en los hombres en comparación con la de las mujeres en todos los años, pero el número de muertes fue mayor para las mujeres.

Por cada año durante 2000–2005, las tasas de mortalidad de la EPOC fueron mayores entre los blancos que entre los negros o personas de todas las otras razas. Durante este período, la tasa para los negros se mantuvo estable, a excepción de 2004, cuando la tasa fue menor. En 2005, la tasa de mortalidad entre los hombres blancos fue del 80,2 (95% intervalo de confianza [IC] = 79,5 a -80,9), en comparación con 63,8 (IC = 61,8 a -65,8) entre los hombres negros, 60,3 (IC = 59,8 a -60,8) entre las mujeres blancas y 29,9 (IC = 28,9 a -30,9) entre las mujeres negras.

Por estado, en 2005, estandarizadas por edad las tasas de mortalidad por EPOC entre los adultos de gt; 25 años variaron de 27,1 por 100.000 en Hawai a 93,6 por 100.000 habitantes en Oklahoma. Los estados con las tasas de mortalidad de la EPOC en el cuartil más alto fueron los siguientes: Idaho, Indiana, Kansas, Kentucky, Maine, Montana, Nevada, Ohio, Oklahoma, Vermont, Virginia Occidental y Wyoming (Figura 2). Entre los adultos de 25–64 años, las tasas variaron de 6,2 (Massachusetts y Nueva Jersey) a 19,2 (Oklahoma) por 100.000 habitantes para los hombres y de 3,8 (Nueva Jersey) a 16,5 (Virginia Occidental) en mujeres (Tabla 2). Entre los adultos de edad gt; 65 años, las tasas oscilaron entre 169,0 (Hawai) a 540,4 (Vermont) por 100.000 habitantes en hombres y del 94,7 (Hawai) a 394,9 (Nevada) en las mujeres.

Reportado por:DW Brown, JB Croft, PhD, KJ Greenlund, PhD, WH Giles, MD, Div de Adultos y Salud Comunitaria, Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud de los CDC.

Nota editorial:

De 1980 a 2000, la tasa de mortalidad por EPOC en los Estados Unidos entre las mujeres de gt; 25 años aumentó del 20.1 al 56,7 cada 100.000 habitantes, mientras que la de los hombres de edad gt; 25 años aumentó de 73,0 a la 82,6 cada 100.000 habitantes (5 ). Los resultados de este informe indican que, durante 2.000–2.005, la tasa de mortalidad estandarizada por edad global de la EPOC en los Estados Unidos era bastante estable, pero el número absoluto de muertes por EPOC se incrementaron un 8% entre 2000 y 2005. Durante el período, más mujeres que hombres murieron a causa de la EPOC, y las tasas de mortalidad por EPOC aumentó entre las mujeres, mientras que las tasas disminuyeron entre los hombres. La diferencia en las tasas de mortalidad entre los hombres y las mujeres podría reflejar un retraso en la mortalidad relacionada con la exposición al tabaquismo entre las mujeres respecto a los hombres en los Estados Unidos en la segunda mitad del siglo 20 (6 ). Además, las mujeres pueden ser más susceptibles a la EPOC como resultado de las diferencias de sexo en el metabolismo de xenobióticos, hormonas que modifican las enzimas desintoxicantes, inflamación de las vías y capacidad de respuesta, y la deposición de partículas (7 ). Los cambios en las tasas de mortalidad observados en 2004 y 2005 para los hombres, mujeres, y en general sugieren la necesidad de una vigilancia continua para evaluar si los cambios están en tendencia en un patrón más ni menos favorables.

variaciones específicas del estado de la mortalidad por EPOC podrían reflejar diferencias en las historias de fumar y / o diferencias en otras exposiciones, como la exposición ocupacional a través de estados. La exposición ocupacional al polvo, humos y gases de cuentas de aproximadamente el 15% de los casos de EPOC (8 ).

Los hallazgos de este informe están sujetos a por lo menos dos limitaciones. En primer lugar, los datos están sujetos a errores de clasificación de la carrera tanto en el censo de población y en los certificados de defunción, lo que podría resultar en overreporting o subregistro de muertes o tarifas de ciertos grupos raciales. En segundo lugar, los datos sobre la causa subyacente de la muerte pueden estar sujetos a errores en el diagnóstico y elaboración de informes en el certificado de defunción.

programas de salud pública que se centran en la reducción de la exposición total de la persona al humo del tabaco, el polvo y los productos químicos en el trabajo, y otros contaminantes del aire en interiores y exteriores son de importancia crítica (4 ). A pesar de la evidencia actual no soporta el uso de la espirometría cribado de la población oficina para detectar la EPOC (9 ), Los pacientes deben ser identificados y tratados tan pronto como sea posible en el curso de la enfermedad. La prevención de enfermedades es el objetivo final, pero una vez que se ha diagnosticado EPOC, la gestión eficaz debe estar dirigido a aliviar los síntomas; prevención de la progresión de la enfermedad; mejorar la tolerancia al ejercicio, la actividad diaria, y el estado de salud; prevención y tratamiento de complicaciones y exacerbaciones; y la reducción de la mortalidad (4,9 ). Ningún tratamiento ha demostrado que modifican de manera efectiva la tasa de disminución de la función pulmonar; Sin embargo, la evidencia apoya el uso de broncodilatadores como el tratamiento farmacológico primario para prevenir y controlar los síntomas, reducir la frecuencia y gravedad de las exacerbaciones agudas, y mejorar la calidad de vida (9 ). Los médicos deben ser conscientes de la disponibilidad de guías de práctica clínica para el diagnóstico y tratamiento de la EPOC y directrices sobre el abandono del hábito de fumar entre los pacientes con EPOC.

La EPOC representa un importante problema de salud pública que es prevenible y tratable. A nivel mundial, se estima que la carga de la EPOC aumenten en las próximas décadas debido a la continua exposición a factores de riesgo de la EPOC y el envejecimiento de la población (10 ). Más esfuerzos para mejorar el reconocimiento público de la EPOC como un problema de salud pública y para aumentar Se necesita conocimiento de los síntomas de la EPOC.

referencias

  1. Rennard SI. EPOC: resumen de las definiciones, la epidemiología y los factores que influyen en su desarrollo. Chest 1998; 113 (Supl 4): 235–41s.
  2. CDC. La mortalidad anual atribuible al tabaquismo, los años de vida potencial perdidos, y las pérdidas de productividad — Estados Unidos, 1997–2001. MMWR 2005; 54: 625 a -8.
  3. Miller JD, Foster T, Boulanger L, et al. Los costes directos de la EPOC en los EE.UU. un análisis de datos de Gastos Médicos Panel Survey (MEPS). EPOC 2005; 2: 311 a -8.
  4. Celli BR. Actualización sobre el tratamiento de la EPOC. Chest 2008; 133: 1451 a -62.
  5. Mannino DM, DM Homa, Akinbami LJ, Ford ES, Redd SC. vigilancia de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica — Estados Unidos, 1971 a -2000. Respir Care 2002; 47: 1184 a -99.
  6. Shopland DR. El consumo de tabaco y su contribución a la mortalidad por cáncer temprano con un especial énfasis en el consumo de cigarrillos. Environ Health Perspect 1995; 103 (Suppl 8): 131 a -42.
  7. Sin DD, Cohen SB, Día A, Coxson H, Pare PD. La comprensión de las diferencias biológicas en la susceptibilidad a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica entre hombres y mujeres. Proc Am Thorac Soc 2007; 4: 671 a -4.
  8. Balmes J, Becklake M, Blanc P, et al. Declaración Americana Thoracic Society: contribución profesional a la carga de la enfermedad de las vías respiratorias. Am J Respir Crit Care Med 2003; 167: 787 a -97.
  9. O’Donnell DE, Aaron S, Bourbeau J, et al. Recomendaciones de la Sociedad Torácica Canadiense para el manejo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica — actualización de 2007. Puede Respir J 2007; 14 (Supl B): 5–32B.
  10. López AD, Shibuya K, Rao C, et al. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica: la carga actual y las proyecciones futuras. Eur Respir J 2006; 27: 397 a -412.

ICD-10 códigos utilizados fueron J40 (bronquitis no especificada como aguda o crónica), J41 (bronquitis crónica simple y mucopurulenta), J42 (bronquitis crónica no especificada), J43 (enfisema) y J44 (otra enfermedad pulmonar obstructiva crónica) (2 ). Disponible en http://www.cdc.gov/nchs/about/major/dvs/icd10des.htm.

Todas MMWR versiones HTML de los artículos son conversiones electrónicas de documentos de composición tipográfica. Esta conversión podría dar lugar a la traducción de caracteres de formato o errores en la versión HTML. Los usuarios se refieren a la versión electrónica PDF (http://www.cdc.gov/mmwr) y / o el original MMWR copia en papel para las versiones para imprimir del texto, figuras y tablas. Una copia en papel original de este problema puede ser obtenida del Superintendente de Documentos, Oficina de Imprenta del Gobierno de EE.UU. (GPO), Washington, DC 20402 hasta 9371; Teléfono: (202) 512-1800. Póngase en contacto con GPO sobre los precios actuales.

** Las preguntas o mensajes sobre errores de formato deberán dirigirse a mmwrq@cdc.gov~~V.

PUESTOS RELACIONADOS

También te podría gustar...